Puig

Antonio Puig es el nombre del fundador de esta empresa, dedicada a la fabricación de productos en el área de perfumería y cosméticos. La historia de la empesa está marcada por el éxito que el espíritu empresarial de Puig y luego de sus hijos -sucesores de su padre en la dirección de la empresa familiar- ha sabido labrarse. Puig es conocida hoy como una marca perfectamente confiable, cuyos productos son muy deseados y que ha sabido establecerse como lo mejor de su área.

Todo empezó en el año 1914, cuando Antonio Puig fundó la empresa que llevaría su nombre, en buena medida tomando como inspiración los círculos artísticos en los que él mismo se movía. Su idea siempre fue lograr convertirse en la línea de productos de perfumería y cosméticos que los artistas más reconocidos prefirieran y recomendaran. El primer producto en salir a la venta fue Milady, el primer labial producido en España.

En 1940, la compañía fue transferida de Antonio Puig a sus cuatro hijos, con lo que inició una nueva época de mejoramiento de la producción, de investigación y diversificación de los perfumes y cosméticos puestos a la venta y de reestructuración administrativa. Muestra de estos progresos es la apertura de una nueva fábrica y laboratorio de Puig en España, la internacionalización de la marca en los mercados estadounidense y francés y la firma de acuerdos comerciales con pesos pesados de la industria del perfume como lo son Paco Rabanne y Carolina Herrera.

perfumes de puig carolina herrera

En los años posteriores, Puig consiguió seguir consolidándose como una marca supremamente fuerte y alcanzó un reconocimiento sin igual al lanzar al mercado líneas de perfumes con el nombre de artistas como Antonio Banderas o Shakira. La marca de perfumes Prada también estuvo en contacto con Puig y en 2003 firmaron un importante acuerdo comercial. Todo esto habla mucho de la internacionalización y del potencial que el grupo Puig ha adquirido a lo largo de sus años de existencia.

Para dar una mejor idea de lo que Puig significa hoy en día como marca de moda, les contamos un poco a continuación acerca de la líneas comercial principal de la empresa: la línea de fragancias y belleza.

Belleza

La línea de belleza es supremamente importante para el grupo Puig porque en ella están contenidas las fragancias con mayor relevancia en el mercado; estamos hablando de las prestigiosas marcas Paco Rabanne, Carolina Herrera, Comme des Garcons, Nina Ricci y Prada. Adicionalmente, la línea maneja también las fragancias de diseñadores como Ágatha Ruiz de la Prada, Adolfo Domínguez, Mango, Massimo Dutti, Zara, entre otros.

A pesar de que el fuerte del grupo Puig ha sido siempre la sección de fragancias, todavía se conserva una porción de la producción a artículos relacionados con el cuidado de la piel y del cabello. La razón por la cual las marcas Heno de Pravia o Vitesse, por ejemplo, se encuentran todavía en el mercado es de tipo histórico: los hijos de Antonio Puig decidieron conservarlas pues el padre se dedicó mucho más a esta área que a la perfumería durante los primeros años de vida de la empresa.